Editorial

150

¡No es un artículo de la Constitución! Es el número que cumplimos… ¡el 150! Parece mentira, pero... Leer más

De piedra en piedra
Un paraíso del pasado
SEIS MIL años nos contemplan desde el dolmen de Menga, el más relevante de cuantos podemos encontrar en Antequera (Málaga), uno de los grandes paraisos del pasado. Se trata de una galería de diez losas que desemboca en una cámara sepulcral, formada a su vez por siete monolitos y otro en la cabecera. Fue declarado Patrimonio Mundial el pasado año.
La frontera del antiguo mundo
LAS TIERRAS cacereñas andan sobradas de atractivos megalíticos y, como ejemplo, traemos sobre estas líneas los dólmenes del municipio de Valencia de Alcántara, fronterizo con Portugal (reino al que perteneció allá por el siglo XVII).
Piedras... de mar
DE ÉPOCA celta data el castro de Baroña (perteneciente al municipio de Porto do Son, A Coruña). Se conservan de este poblado fortificado veinte viviendas con planta oval o circular y una muralla principal en buen estado. Erigido en la Edad de Hierro, llama la atención el entorno que lo circunda, ya que fue construido sobre una pequeña península rocosa separada de la tierra por un istmo de arena. Junto con el castro de A Guarda (Pontevedra), es el mejor conservado de toda Galicia.
Los guardianes del Pirineo
LA DESCOMUNAL altitud del Pirineo oscense en el que se yergue el dolmen de Tella dio lugar al refrán: “Tella, Dios nos guarde de ella”. Su poblamiento en épocas prehistóricas está documentado a través de este dolmen, que ostenta una cámara rectangular con una losa para la cubierta y otras seis en vertical.
Nuestras pirámides
EN TODA la zona de la actual Castilla-la Mancha se reprodujo durante la Edad del Bronce la llamada cultura de las Motillas. Los pueblos pertenecientes a ella eran sedentarios y se caracterizaban por construir poblados fortificados con el fin de mantener alejadas las invasiones exteriores y afianzar sus fronteras. La construcción de motillas alcanzaría su esplendor durante el segundo milenio a.C., lo que hace que sea prácticamente coetánea de la argárica. La muestra más notable en la región la constituye, sin duda, la motilla de Azuer (Daimiel, Ciudad Real), en la vega del río Azuer.
Pureza de piedra
LA PROVINCIA de Zamora presume por derecho propio de ser uno de los principales focos megalíticos castellanoleoneses. Prueba de ello es el dolmen de Las Peñezuelas, en el valle de Vidriales. Este dolmen conserva seis ortostatos que conformaban la cámara sepulcral y los cimientos de las piedras ya desaparecidas.
Ágora

Una sola carne

Alfredo Pérez Alencart

Cadena de recuerdos

Antonio Callejón