Se encuentra usted aquí

10 anécdotas de sexo en la historia de España

Viernes 01 de Diciembre, 2017
La historia de España está repleta de jugosas historias sexuales. A continuación presentamos algunas anécdotas sobre los personajes más destacados de la historia.

1. En la Edad Media ya existían matrimonios entre personas del mismo sexo. No fue hasta que la mujer fue denostada por la Iglesia que ésta perdió su posición. Ello provocó que las parejas de lesbianas tuvieran que vivir en una mayor oscuridad.

2. Los reyes católicos. Aunque exista una imagen idílica de Isabel y Fernando, lo cierto es que ambos tuvieron una vida oculta y amorosa que forma parte de la cara B de la historia de ambos, que apenas se trata por miedo a destruir el mito.

3. Isabel la Católica era una mujer de inmensas dotes sensuales, coqueta y profundamente histriónica, en el sentido de que buscaba la atención con sus movimientos y actos. Sin embargo, la fuerte sexualidad que tenía se debía conjugar con la moral de la época y su religiosidad, lo que le causaba un profundo sentimiento de culpa. Posiblemente, todo ello le condujo a ser una persona aquejada de colotipia patológica.

4. Fernando el Católico sí culminaba sus pulsiones, aunque los historiadores dudan de que el respeto y afecto que tenían Isabel y Fernando fuera realmente amor. Él tuvo escarceos amorosos. Ya antes de casarse, culminaba las noches de batalla con sesiones de cama permanentes.

5. Cuando la reina falleció, Fernando se casó con Germana de Foix, una amante de soberbias dotes pero que no logró quedarse embarazada del rey tras haber perdido el hijo que tuvieran ambos. Con objeto de poner remedio a ello, Fernando el Católico utilizó brebajes de cantárida, una mosca que contenía un vasodilatador que provocaba la hinchazón de las vías urinarias. Murió como consecuencia de los daños que le provocó el consumo permanente de esta sustancia.

6. Felipe I de Castilla, el esposo de Juana la Loca, tenía especial tendencia a la infidelidad. Con el objeto de idear tramas para poder estar a solas con sus amantes y hacerlas pasar por mujeres fascinadas por la ciencia, las subía a la torre de palacio, en la que disponía de instrumentos de observación gracias a lo cuales podía ver algunas ciudades próximas. A su esposa le decía: “Voy a poner a la doncella mirando para Cuenca”. Y de ahí el origen de la expresión.

7. En el siglo XVI se registra la primera evidencia de transformismo en España. Se trataba de mujeres que querían ser hombres: “Querían ser más masculinas de lo que la naturaleza les permetía”, escribe Cristóbal de Chaves. Para poder serlo, “fabricaban” un pene con un baldrés, o un instrumento fabricado con pellejo de oveja, que después ataban a la cintura con un arnés. Las mujeres que utilizaban este artefacto —no está claro si con deseo transformista o como una práctica sexual que llevaban a cabo con sus parejas— eran condenadas a 200 latigazos y, en algunos casos, el destierro.

8. En Al-Andalus existían prostíbulos, llamados alhóndigas o casas de jaray, incluso existía una prostitución de lujo que practicaban las cantoras, una suerte de mujeres que eran educadas en las artes amatorias debido a su gran belleza. Eran algo similar a las geishas de la cultura nipona.

9. En los burdeles del siglo XII, las trabajadoras intentaban disimular el ejercicio que practicaban haciéndolos pasar por casas de masajes o tabernas. En la puerta, se colocaba un ramo, que venía a ser algo así como la contraseña. Ese es el origen de la palabra “ramera”. 

10. Los burdeles en el mundo cristiano se extendieron por las ciudades importantes. Sin lugar a dudas la capital mundial era el Barrio del Carmen de Valencia, en donde llegaron a trabajar a la vez hasta un centenar de meretrices en un total de 15 burdeles. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario