Se encuentra usted aquí

150

Viernes 24 de Noviembre, 2017

¡No es un artículo de la Constitución! Es el número que cumplimos… ¡el 150! Parece mentira, pero hemos llegado hasta aquí, tras algo más de 12 años y tras un infinito esfuerzo. Ha costado mucho. La gente sólo recibe el reflejo de la “gloria”, pero hasta que cada mes llegan al kiosco nuestras 116 páginas hay un trabajo ímprobo delosquehacenestarevistarecortandotiempoyfuturoasupropiahistoria.

Somos conscientes de que hacemos algo que nos gusta, y esa es una fortuna que la mayor parte de gente no tiene, ya que vivimos en una época en la que, a la falta de vocaciones e ilusión, se añade la necesidad de los que mandan de que estemos mal y de que el trabajo se convierta en una maldita obligación. La revista está dirigida a todos, pero me van a permitir que ellos sean el destinatario y el recuerdo en este  momento.  Ellos no son culpables de ser víctimas de una época en la que los barrotes siguen existiendo.  Ya no pueden encerrar a las personas pero existen otras cadenas metafóricas que no se ven pero que son igual de duras. La gente que puede hace, hace mucho–sobre  todo hace ricos a otros–  y tiene poco dinero y poco tiempo, pero entre esa escasez de todo nos hemos colado. Por ello somos nosotros los que estamos agradecidos a ellos, ya que son los verdaderos responsables de que hayamos llegado hasta aquí. Sólo cumpliremos una vez 150 números,  pero cuando hagamos  otros tantos también será gracias a ellos, que se empeñan en romper la injusticia de los tiempos que nos ha tocado vivir.

Hacer una revista de historia no es vivir en el pasado. Al contrario, es saber que el presente, tanto lo bueno como lo malo, es el último paso de una larga caminata. Seguramente conocer lo que ha pasado incrementa la conciencia del presente, ya que se sabe que todo ocurre como consecuencia de algo. La generación espontánea sólo existe para explicarlos golpes de mala suerte, pero esta revista no lo es. Han sido 150 números, 150 partos, pero sobre todo 150 ilusiones.

Como director de esta revista, además de estar inmensamente agradecido a los lectores que mes tras mes depositan su confianza en nosotros, no puedo dejar de acordarme de las personas sin las cuales sería imposible que esta publicación fuera mes tras mes fiel a su cita. Nuestra agente comercial, Pilar Pérez; nuestro diseñador, Eugenio Sánchez Silvela; nuestro redactor-jefe, Alberto de Frutos; nuestro redactor estelar, Javier Martín… ¡Hay tantos! Y nuestro equipo  de colaboradores, atento a nuestras peticiones y a nuestras incomprensibles locuras y arranques. A mí no me queda más que darles las gracias a todos ellos, por ser parte de mi vida y por hacer más llevaderos y suaves los barrotes de la vida. Gracias por existir, gracias por hacer mi vida mejor y perdón por lo mucho que os he fallado.

Y para celebrar este 150 aniversario, hemos organizado un viaje a lugares fascinantes en Marruecos y el Sahara, algunos de los cuales comparten mucha historia con España. Vamos a recorrer en 4 x 4 algunos de los enclaves más espectaculares que se pueden contemplar. Ojalá te puedas venir con nosotros. Las fechas ¡son las adecuadas! Se puede pasar la Nochebuena y Navidad con la familia –como debe ser– pero el 28 acompañarnos y volar a Casablanca. De ahí viajamos al sur y atravesamos el Atlas y pasamos la Nochevieja en el desierto del Sahara, sobre las dunas y protegidos por un cielo que resultará inolvidable para quienes lo vean. Ojalá puedas venir con nosotros. Tienes más información sobre el recorrido que vamos a efectuar en rutashistoria.es

Bruno Cardeñosa
Director
@HistoriaIberia

 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario