Se encuentra usted aquí

Colza: envenenamiento masivo de españoles… con escasas consecuencias

Martes 07 de Marzo, 2017

EL 30 DE MARZO DE 1987, hace ahora 30 años, comenzó en la Audiencia Nacional el juicio contra los acusados por el envenenamiento masivo por aceite de colza con fines industriales utilizado de forma fraudulenta.

En 1981 se inició el drama que por desconocimiento o mala fe algunos bautizaron como la “enfermedad del legionario”, otros como “neumonía atípica” y alguno más osado como “un desgraciado accidente”.

Fue la peor pesadilla vivida en España durante muchos años que costó la vida a 600 personas y afectó a otras 25.000. Lo que ha quedado para la historia es que una red de empresas sin escrúpulos alteraban el aceite desnaturalizado, algo que quedó apoyado por la sentencia judicial. Por el contrario, el abogado de los acusados defendió que el origen del envenenamiento era una serie de partidas de tomates rociados con pesticidas provenientes de Almería. Lo más grave de este suceso fue la tardanza de los gobiernos en hacer frente a la situación, el desamparo que sufrieron los afectados, que vieron cómo les destruían las vidas mientras desde el poder se hacían un lío sobre la causa y no se atendía adecuadamente a los enfermos, cuyas vidas quedaron marcadas por la enfermedad.

 

Para colmo, el juicio larguísimo no ofreció a los ciudadanos la justicia que esperaban. El fiscal del caso, Eduardo Fungairiño, pidió 10.000 años de prisión para los ocho principales acusados –había 38 en total–. Sin embargo, tras la sentencia solo dos de los acusados tuvieron que seguir en prisión, mientras que los demás fueron absueltos o ya habían cumplido en prisión preventiva la condena. Tres años después el Tribunal Supremo aumentó algunas penas, pero los aceiteros se declararon insolventes para hacer frente a los pagos a los afectados. Tuvo que ser el Estado el que se hiciera cargo, aunque muchos tardaron hasta 20 años en cobrar. Un caso de abandono que no debe olvidarse.

FERNANDO RUEDA, uno de los periodistas de investigación más respetados del país, es una de las voces más importantes del programa La rosa de los vientos de Onda Cero. Autor de más de una decena de libros, el último de sus trabajos es El Dosier del Rey (Roca).

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario