Se encuentra usted aquí

La iglesia de Espartero

Martes 22 de Diciembre, 2015
Durante la presidencia del general Espartero las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia Católica estuvieron a punto de llegar a una ruptura dramática. José Luis Hernández Garvi
A los destierros de obispos y curas que se resistían a la intromisión del Gobierno en cuestiones eclesiásticas se unió el cierre del Tribunal de la Rota. En un clima de creciente tensión, el papa Gregorio XVI criticó las injerencias del Estado, al mismo tiempo que condenaba lo que consideraba que era una persecución contra los católicos españoles.
El Gobierno presidido por Espartero reaccionó a las palabras del papa con una medida que nadie hubiera esperado, amenazando con la creación de una Iglesia de carácter nacional y separada de Roma teniendo como ejemplo la Anglicana, medida que de llevarse a efecto supondría un cisma en el seno del catolicismo.
Con la pretensión de llevar esta iniciativa hasta el final, José Alonso, Ministro de Justicia, presentó ante las Cortes dos proyectos de ley con fechas del 31 de julio de 1841 y 20 de enero de 1842, por los que se abolía la jurisdicción eclesiástica y se rompían relaciones con la Santa Sede. Sin embargo, ninguno de los dos proyectos obtuvo en las Cortes el respaldo que necesitaban para salir adelante y el proyecto de creación de una Iglesia nacional cayó pronto en el olvido. 
 
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario