Se encuentra usted aquí

La legalización del PCE: la importancia de las mentiras

Lunes 04 de Abril, 2016
Revelamos los entresijos de la legalización del Partido Comunista de España, uno de los acontecimientos más representativos de la Transición Democrática de España.
Legalización del PCE

Este 9 de abril de 2016 se cumplen 39 años de la legalización del PCE. Un hecho trascendental para que las elecciones generales del 17 de junio de 1977 fueran auténticamente libres y dejaran atrás la dictadura. Frente a la oposición encarnizada de poderes fácticos interiores y exteriores, al Rey y al presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, solo les quedó la táctica de mentir y mentir, hasta que los hechos se hubieran consumado.

Los principales opositores a la legalización del PCE eran las Fuerzas Armadas y Estados Unidos. A los primeros, en septiembre de 1976, el presidente Adolfo Suárez les prometió que no los legalizaría. Le creyeron y tras el anuncio oficial del Sábado Santo, en la cúpula militar solo dimitió el ministro de Marina, Pita da Veiga (Es cierto que el malestar militar se acrecentó y concluyó en 1981 con el golpe del 23-F).

Lee nuestra investigación en exclusiva que cuenta toda la verdad del 23-F y desvela lo nunca contado.

El embajador de Estados Unidos, Wells Stabler, y la estación de la CIA en Madrid fueron un escollo más intenso, que exigió un gran saco de mentiras. Los “ciáticos” espiaron los movimientos de Santiago Carrillo, sus entradas clandestinas en España, sus reuniones con los grupos opositores. Con esa información preocupante, el embajador mantuvo muchas reuniones. El Rey Juan Carlos le tranquilizó: “¿Cómo se puede construir una democracia viable con anti demócratas?”. El ministro de Justicia, Antonio Garrigues, le desveló que no se les legalizaría ni se les permitiría tener un papel en la transición. Manuel Fraga fue aún más tajante: los comunistas están excluidos sí o sí. Lo mismo le manifestó el Vicepresidente Segundo, Alfonso Osorio: “La legalización del PCE en este momento es algo intolerable”.

Objetivo cumplido. Se relajaron convencidos de que el Gobierno seguiría los deseos de Estados Unidos y los comunistas se quedarían fuera. Es de imaginar su cabreo el 9 de abril ante tanta mentira. Ellos perdieron, ganó la democracia española.

Por Fernando Rueda, uno de los periodistas de investigación más respetados del país, es una de las voces más importantes del programa La rosa de los vientos de Onda Cero. Autor de más de una decena de libros, el último de sus trabajos es El regreso de El Lobo (Roca).

 

Reportaje de La Sexta sobre la legalización del PCE.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario