Se encuentra usted aquí

10+1 aventureros españoles que no conocías

Martes 05 de Diciembre, 2017
En la Marina de Guerra española existió la clase de “aventurero”, hombre que ingresaba en la Armada para tratar de conseguir el grado de oficial sin pasar por la Compañía de Guardiamarinas.

Desde principios del siglo XVIII hasta entrado el siglo XIX, en la Marina de Guerra española existió la clase de “aventurero”, hombre que ingresaba en la Armada para tratar de conseguir el grado de oficial sin pasar por la Compañía de Guardiamarinas. Hubo muchos oficiales que ingresaron en la Armada como aventureros, y en algunos casos tuvieron unas brillantes carreras. Los ascensos podían ser a alférez de fragata, aunque algunas veces fueron a guardiamarina. Y en ocasiones, la condición de aventurero fue una época especial dentro de la carrera del marino de turno. Recordamos a algunos de sus máximos representantes

 

1.     JUAN ANTONIO DE LA COLINA, nacido en 1706, ingresó como aventurero en la Armada. En 1765 ascendió a jefe de escuadra y en 1767 ocupó la comandancia del Apostadero de la Habana.

2.     ANTONIO DE ULLOA, nacido en 1716, por cumplir las condiciones exigidas podía haber sentado plaza de guardiamarina en su momento. Pero no lo hizo, e ingresó como aventurero en la fl ota del Marqués de Torrefranca, que en 1730 salió de Cádiz para dirigirse a Cartagena de Indias. En 1733, se examinó y obtuvo el grado de guardiamarina con altas califi caciones. En 1735, participó con Jorge Juan en la medición del arco de meridiano en Ecuador. Alcanzó el grado de teniente general en 1779, y fue director general de la Armada.

3.     ANTONIO DE ANSOÁTEGUI, oriundo de Vizcaya y nacido en Cádiz, siendo subteniente de ingenieros trabajó con su padre en el Arsenal de la Compañía de Caracas, estudió en Vergara y Sevilla, y realizó diversos viajes por las zonas de La Guayra y Puerto Cabello como cadete y segundo teniente. En agosto de 1759 entró como aventurero en el navío Firme. En diciembre obtuvo el ingreso en el Cuerpo General de la Armada. Y en 1760 recibió el despacho de alférez de navío.

4.     SANTIAGO DE LINIERS Y BRÉMOND, nacido en 1753, era un ofi cial francés de un regimiento de tierra, que en 1775, con 22 años de edad, prefi rió dejar su puesto para ingresar en la Armada como aventurero. Tras su excelente actuación durante el ataque a Argel de aquel año, estando a bordo del navío San José, ascendió, continuó su carrera como ofi cial de la Armada, y llegó a ser Ministro de Marina.

5.     JACINTO CAAMAÑO, nacido en 1759, ingresó como aventurero en la división de jabeques de Cartagena en 1777. A los dos años ascendió a alférez de fragata, y tres años más tarde era alférez de navío.

6.     JUAN DÍAZ PORLIER nació en 1788 e ingresó como aventurero en la Armada. En 1805 tomó parte en el combate de Trafalgar, y después se pasó al Ejército de Tierra. Luchó en la Guerra de la Independencia y alcanzó el grado de mariscal de campo. En octubre de 1815 fue ejecutado en La Coruña, por haberse pronunciado contra Fernando VII. La fragata Mahonesa fue apresada en octubre de 1796 por la fragata inglesa Terpsichore. Su comandante, capitán de fragata TOMÁS DE AYALDE, fue sometido a un consejo de guerra y condenado a seis meses de suspensión de empleo y sueldo, durante los que sirvió de aventurero en el barco insignia de José de Mazarredo.

7.     JORGE PÉREZ LASSO DE LA VEGA, nacido en 1793, al encontrarse en Sevilla cuando comenzó la Guerra de la Independencia, obtuvo el grado de cadete en el regimiento de España, pero queriendo ir a donde se combatía al enemigo, entró como aventurero en la división de Marina agregada al cuerpo de ingenieros al mando del general Serrano Valderrama. Continuó ascendiendo en la Armada, y entre los años 1844 y 1846 fue ministro interino de Marina, Ultramar y Comercio.

8.     FRANCISCO DE PAULA PAVÍA nació en julio de 1812, e ingreso como aventurero en la Armada, como lo recuerda una necrológica escrita a su muerte, que decía: “Su padre, D. José Fermín Pavía, militar infatigable y bizarro, que llegó a jefe de escuadra, lo alistó como aventurero en la Armada el 7 de julio de 1822, desde la Habana, donde lo había llevado ya como para acostumbrarlo a las penalidades de la vida en la mar, mayores que hoy en aquellos tiempos de los buques de vela, más clásicos y marineros que las actuales fortalezas flotantes”. Ascendió a vicealmirante en 1869. Fue ministro de Marina en 1877-1879 y en 1881, senador electivo en 1876, y senador vitalicio a partir de abril de 1977. Y fue autor de diversas obras, entre ellas Galería biográfica de los Generales de Marina e Historia general de la Marina Española.

9.     GUILLERMO CHACÓN Y MALDONADO, nacido en 1813, ingresó como aventurero en la Armada en 1828, y alcanzó el empleo de almirante en 1891.

10.  Y MANUEL DE VIERNA entró como aventurero en 1835 y navegó por el Cantábrico durante la Primera Guerra Carlista. En 1836 ascendió a guardiamarina. Por encontrarse frente al enemigo quedó dispensado de acudir a la Academia, y ascendió a alférez de navío en 1838.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario