Se encuentra usted aquí

¿Cómo eran los Tercios?

Jueves 20 de Noviembre, 2014
Los Tercios tenían una composición muy variable, oscilando entre las ocho y las 20 compañías y aunque su tamaño teórico era de 3.000 soldados, en realidad solían estar formados por entre 1.000 y 2.000 hombres. Por: Javier García de Gabiola
Sus soldados eran los coseletes, o piqueros protegidos con armadura y que eran los primeros en la línea de batalla; los medias picas, que contaban con armadura sólo en el cuerpo; y los picas secas, situados a retaguardia, que eran piqueros que sólo contaban con un yelmo como protección. 
Los tiradores estaban formados por los arcabuceros, y desde 1567 los mosqueteros, que usaban armas más pesadas que requerían ser apoyadas en una horquilla plantada en el suelo, pero tenían un alcance mayor que el del arcabuz. 
En batalla, varias compañías de piqueros del Tercio o incluso de varios, formaban en un gran cuadro llamado escuadrón, que, siguiendo a Martínez Ruíz, podía ser “de gente” (con más profundidad que frente), “de terreno” (un cuadrado perfecto de igual frente que fondo) y el más común, el “prolongado” (más frente que fondo). 
En los lados del escuadrón formaban los tiradores, a veces formando un pequeño cuadro en cada esquina, u otras prolongando el frente del escuadrón al situarse a ambos lados del mismo. Estas unidades, llamadas “mangas” a veces actuaban simplemente de forma independiente, en tareas de exploración, o como hacía habitualmente el Duque de Alba, escaramuceando en vanguardia contra el enemigo para provocar su ataque de forma desordenada, ataque que luego chocaría contra la masa que piqueros que estaba esperándole, mientras los tiradores se colocaban a cubierto de las picas o en retaguardia. Rechazado el ataque, con el enemigo tambaleándose e iniciando el repliegue, los tiradores volvían a salir para acosar al enemigo en su huida hasta aniquilarlo.
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario