Se encuentra usted aquí

LA FAMILIA DE CARLOS IV

Martes 29 de Abril, 2008
Una dinastía tronada. Fueron calificativos del propio Napoleón. Uno de los más importantes cuadros de Goya representa a la a la familia del rey Carlos IV, formada por personajes variopintos y según muchos, dignos de escaso crédito. Y fue a ellos, quienes llevaban las riendas del país en uno de sus momentos más convulsos. A partir de la célebre obra, ofrecemos una breve semblanza sobra cada uno de los personajes que aquí aparecen.

Por: Montserrat Rico Góngora
El genio de de Fuendotodos, Francisco de Goya, fue nombrado pintor del Rey en 1786 y pintor de Cámara tres años más tarde. En esta misma época, otros retratistas como el judío bohemo Rafael Antonio de Meng o el italiano Gian Baptista Tiépolo también frecuentaron las cortes europeas para inmortalizar en sus lienzos a muchos personajes relevantes. Pero Goya fue mucho más que un pintor respaldado por la dinastía reinante. Y es que gracias a sus trazos, supo captar, como nadie, la idiosincracia de todo un pueblo y la psicología de quienes gozaban del derecho a gobernarlo.

En el retrato La familia de Carlos IV se observa a la perfección esa astuta clarividencia del artista, que sitúa convenientemente a cada uno de los personajes, entre pinceladas diáfanas o veladas, como curioso anticipo de lo que dará de sí la historia de esta familia intrigante, donde todos conspiraban contra todos, como en la mejor opereta a la usanza de los tiempos. De izquierda a derecha del espectador, aparece Goya observando el invisible espejo donde se refleja la regia comparsa, técnica que nos trae inevitablemente al recuerdo a Velazquez y Las meninas.

Por debajo del artista observamos a Carlos María Isidro de Borbón -de rojo- sujetando la cintura del primogénito –Fernando VII-, quién sabe si apercibido ya de las carreras que tendrá que dar para arrebatarle el trono a ése mismo que le hace sombra, y que ya le lleva un cuerpo de ventaja. Junto al rostro de Fernandito -el indeseable "Deseado"- aparece con ojos espantados la hermana del soberano Carlos IV, María Josefa, personaje anodino y que, por su vejez, pronto desaparecerá de la escena.
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario