Se encuentra usted aquí

Cristóbal Colón, el hombre más disputado de la historia

Miércoles 13 de Abril, 2016
Los libros de historia dicen de Colón que nació en algún lugar cercano a Génova en 1451… aunque también dicen que fue judío aragonés, o gallego, o mallorquín, o manchego. Para mayor confusión, en las últimas décadas se han publicado libros que lo hacen mujer. Resulta paradójico que sepamos tan poco de un personaje tan relevante en la historia de España.
Retrato de Cristóbal Colón

Colombo, Colón, Colom y Colonne son algunos de los apellidos asociados al descubridor de América.

Desde hace más de 500 años, han surgido diversas teorías que le hacen natural de Génova,  Savona,  Milán, Córcega, Galicia,  Portugal,  Castilla, Grecia y hasta  de Noruega. También se disputan la cuna de Cristóbal Colón diversos lugares de Cataluña, Mallorca e, incluso, Ibiza. Es decir, el genial navegante es el hombre más disputado de la historia. 

Lo único que  sabemos a ciencia cierta es que Colón navegaba desde los 18 años, que conocía el Atlántico desde Islandia a Guinea y que naufragó en Portugal en 1476, donde, por lo menos, se casó una vez y tuvo una imprecisa descendencia.

A pesar de la multitud de teorías sobre el origen de Colón, la Real Academia de la Historia sólo se ha pronunciado en dos ocasiones; por la tesis de los investigadores Luis Ulloa y de Celso García de la Riega en el siglo XIX.

En 2003 se divulgó una  hipótesis que, aún cuando no contradice el origen genovés de Colón, sí da un giro en cuanto a la vida del descubridor. Su autor es el prestigioso historiador Alfonso Enseñat de Villalonga quien para documentar su tesis ha acudido a las fuentes originales de Génova, donde se conservan 375.000 actas.

Sólo seis o siete grupos han accedido a ellas, fundamentalmente italianos que han expurgado esa documentación y han efectuado síntesis. Enseñat ha llegado a la conclusión de que sólo hay una familia Colombo de menestrales (tejedores), algunos de ellos con causas pendientes con la justicia pero que enlaza con la versión oficial en tanto se han mezclado familias y personajes “han creado un Colón virtual que nada tiene que ver con el Colombo que ellos presentan”-concluye.

El historiador español aseguró a Historia de Iberia Vieja que la familia original de Colón se llamaba Escotto y que tras entrar en el Albergo Salvaggio -y como era costumbre en la época- adoptaron el nombre del albergi genovés. En este caso Colonne.  Ese fue el apellido hasta 1453. Posteriormente cambiaron al nombre definitivo a Salvaggio que es el que adoptó su padre al casarse con María Salvaggio. El nombre del descubridor es Cristóbal Colonne y que habría sido un corsario genovés.

Con seguridad sabemos que residió en Portugal casi diez años. Allí aprendió a conocer el océano y a frecuentar las rutas comerciales que iban desde Islandia a Madeira. En el año 1477 viajó hasta Inglaterra e Islandia, y en 1478 viaja de Lisboa a el archipiélago de Madeira con cargamentos de azúcar.

Y fue también en Portugal donde nació la idea de circunnavegar hasta las indias. En 1470 coincidió allí con un célebre matemático, astrónomo y cosmógrafo florentino llamado Paolo dal Pozzo Toscanelli. Por entonces, el marino genovés aún se complacía con los recuerdos de la Atlántida de Solón y de la célebre profecía contenida en un coro de la «Medea» de Séneca: "En los últimos años vendrán siglos en que el Océano aflojará las ligaduras y cadenas de las cosas, y se descubrirá una gran tierra, y otro como Tiphis; descubrirá Nuevos Mundos, y no será Thule la última de la tierra.

Al parecer, Toscanelli proporcionó un mapa a Colón en el que se leía:

Desde Lisboa a la famosa ciudad de Quisay,[1] tomando el camino derecho a Poniente, 26 espacios cada uno de 150 millas, mientras desde la isla Antillia hasta la de Cipango,[2] se encuentran 10 espacios que hacen 225 leguas.

Colón, por tanto, sabía que antes de llegar a las indias encontrará tierra. El 17 de abril de 1492 se firmaron las Capitulaciones de Santa Fe o documento-contrato, donde se estipulaban las condiciones en que el Almirante haría el viaje descubridor. Antes del amanecer del El 2 de agosto de 1492 Colón partía rumbo a lo desconocido. En ese histórico primer viaje (de los cuatro que realizaría) llegaría a Guanahani, presumiblemente una isla de las Bahamas cuya localización sigue discutiéndose el 12 de octubre. Era la primera piedra a la conquista de América

El 5 de diciembre de 1492 desembarcaría en la Hispaniola  (Actual República dominicana) con tan mala fortuna que su nao, la Santa María, encalló en un banco de arena; su madera sirvió para erigir un fuerte bautizado como La Navidad, en el que dejó una guarnición de 39 hombres mientras él regresaba a España.

Su hermano, Bartolomé Colón, fundaría Santo Domingo en 1496, la “puerta de entrada al Caribe” donde aún hoy podemos admirar la Catedral Primada de América, caracterizada por sus sólidas paredes y sus tres puertas, dos de ellas góticas en contraste con la tercera y principal de estilo plateresco.

Aquí, según la tradición, fue enterrado el Descubridor hasta la construcción del Faro Colón, un feo edificio con planta de gigantesca cruz, destinado a albergar su mausoleo en disputa con el de la Catedral de Sevilla... pero esa es otra historia.

 

1] Quinsay, en español, ciudad del cielo es uno de los dominios del Gran Khan donde permanció tres días Marco Polo. Actualmente recibe el nombre de Hang-tcheu-fu, capital de la provincia de Che-Kiang.

[2] Con este nombre se conocía antiguamente a la isla de Japón.

 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario