Se encuentra usted aquí

Diez citas célebres de Juan Ramón Jiménez

Miércoles 12 de Julio, 2017
Las instituciones patrias le tenían marginado, pero el nombre de Juan Ramón Jiménez se fue abriendo camino en Suecia hasta convencer a los académicos de aquel país de su idoneidad para el premio Nobel. Lo ganó, al fin, en 1956.

En el nº145 de Historia de Iberia Vieja Alberto de Frutos recoge algunos aspectos biográficos de Juan Ramón Jiménez en nuestra sección «Los 10 mandamientos». Lo de Juan Ramón Jiménez fue un movimiento perpetuo. Uno no puede resumir su poética con el nombre de una corriente literaria o el apego a un solo estilo. Juan Ramón Jiménez. fue un jinete que hizo correr su cabalgadura por el campo abundante de la belleza, fuera esta “sensitiva”, “intelectual” o “verdadera”. La teoría lo encuadra en la Generación del 14 o Novecentismo, pero su magisterio se prolongó en el tiempo y tocó a los creadores del 27 tanto como a los de postguerra.  

He aquí diez de sus frases célebres:

“La poesía es un intento de aproximación a lo absoluto por medio de los símbolos”.

“Lo que más indigna al charlatán es alguien silencioso y digno”.

“Y yo me iré (…) y se quedarán los pájaros cantando”.

“Si te dan un papel pautado, escribe por detrás”.

“Mi libertad consiste en tomar de la vida lo que me parece mejor para mí y para todos; y en darlo con mi vida”.

“En la soledad no se encuentra más que lo que a la soledad se lleva”.

“¡Oh pasión de mi vida, poesía desnuda, mía para siempre!”

“Yo considero al progreso como la llama de una antorcha que no es para quemar cosa alguna, sino para alumbrarlo todo”.

“Cuando el amor se va, parece que se inmensa”.

“La muerte es el reposo, del día de la vida; para que despertemos descansados en el día total del infinito”.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario