Se encuentra usted aquí

Enemigos íntimos

Miércoles 24 de Enero, 2018
Himmler veía en España un aliado fundamental para sostener sus teorías sobre la raza aria, de modo que convenció a Hitler para apoyar a Franco, quien tomó ejemplo del sistema de represión de Alemania para su régimen. Sin embargo, la alianza se tambaleó cuando España se mantuvo neutral en la Segunda Guerra Mundial…

Himmler ha sido uno de los personajes más perversos que el mundo ha visto, responsable de algunos de los momentos más negros de la historia. Él ideó la locura del régimen nazi y fue mano derecha de Hitler, quien incorporaba sus barbaridades a su ideario. Ambos apoyaron a Franco en la Guerra Civil, a quien facilitaron intendencia y armas, buscando reciprocidad para el futuro. No obstante, la debilidad con la que acabó el país no permitió a España salir de la neutralidad.

“¿Franco? Es un ingrato y un traidor. ¡¡¡ Un simio español!!!” 

En la reunión de Hendaya, a bordo de un tren el 23 de octubre de 1940, se reunieron Hitler y Franco. Los alemanes pedían a Franco que rompiera su neutralidad para que su participación permitiera “abrir” Gibraltar, lo que habría supuesto una gran victoria para los alemanes. Aun prometiéndole algunos territorios en África, Franco se lo pensó —y también Hitler, que no congeniaba del todo con el español— y no llegaron a un acuerdo.

Y así se torció una relación que, de haber sido diferente, habría cambiado mucho el panorama de la Segunda Guerra Mundial…

 

Si quieres saber más hazte con el número 152 de Historia de Iberia Vieja

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario